Éxodo 15:1-18

Entonces Moisés y los israelitas entonaron un cántico en honor del Señor, que a la letra decía:

Cantaré al Señor, que se ha coronado de triunfo
arrojando al mar caballos y jinetes.
El Señor es mi fuerza y mi cántico;
él es mi salvación.
Él es mi Dios, y lo alabaré;
es el Dios de mi padre, y lo enalteceré.
El Señor es un guerrero;
su nombre es el Señor.
El Señor arrojó al mar
los carros y el ejército del faraón.
Los mejores oficiales egipcios
se ahogaron en el Mar Rojo.
Las aguas profundas se los tragaron;
¡como piedras se hundieron en los abismos!
Tu diestra, Señor, reveló su gran poder;
tu diestra, Señor, despedazó al enemigo.
Fue tan grande tu victoria
que derribaste a tus oponentes;
diste rienda suelta a tu ardiente ira,
y fueron consumidos como rastrojo.
Bastó un soplo de tu nariz
para que se amontonaran las aguas.
Las olas se irguieron como murallas;
¡se inmovilizaron las aguas en el fondo del mar!
«Iré tras ellos y les daré alcance
—alardeaba el enemigo—.
Repartiré sus despojos
hasta quedar hastiado.
¡Desenvainaré la espada
y los destruiré con mi propia mano!»
Pero con un soplo tuyo se los tragó el mar;
¡se hundieron como plomo en las aguas turbulentas!
¿Quién, Señor, se te compara entre los dioses?
¿Quién se te compara en grandeza y santidad?
Tú, hacedor de maravillas,
nos impresionas con tus portentos.
Extendiste tu brazo derecho,
¡y se los tragó la tierra!
Por tu gran amor guías al pueblo que has rescatado;
por tu fuerza los llevas a tu santa morada.
Las naciones temblarán al escucharlo;
la angustia dominará a los filisteos.
Los jefes edomitas se llenarán de terror;
temblarán de miedo los caudillos de Moab.
Los cananeos perderán el ánimo,
pues caerá sobre ellos pavor y espanto.
Por tu gran poder, Señor,
quedarán mudos como piedras
hasta que haya pasado tu pueblo,
el pueblo que adquiriste para ti.
Tú los harás entrar, y los plantarás,
en el monte que te pertenece;
en el lugar donde tú, Señor, habitas;
en el santuario que tú, Señor, te hiciste.
¡El Señor reina por siempre y para siempre!

Leave a Reply